lunes, 8 de enero de 2018

10 PELÍCULAS MENORES QUE ME ENCANTAN




La última jugada (A big hand for the Little Lady, 1966). Dirigida por un desconocido Fielder Cook, es un western donde no hay tiros, lo que llamará la atención a más de uno. Tampoco hay buenos ni malos. No hay indios, y los vaqueros son de cartoné, como algunos caballos que salen al comienzo de la película. La protagonista, sin duda, es Joanne Woodward, que sobresale por encima de un reparto multicoral, con una gran relevancia de los secundarios.  Es una comedia deliciosa.